Mediterránea y contemporánea

Visitamos la casa del decorador Serge Castella

fachada y jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella
Jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella

 

Dos hectáreas de jardín es mucho jardín. A la hora de diseñarlo, los propietarios tuvieron muy claro lo que querían: un terreno con vegetación autóctona, resistente y perfectamente adaptada al clima. Plantaron olivos, santolinas, romero, gramíneas, hiedra...  

Frente a la fachada, una gran extensión de santolinas, arbustos de tonalidades grisáceas similares a la lavanda

fachada y jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella
fachada y jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella

En la foto de arriba, un jarrón de mármol italiano del siglo XIX.

El conjunto resultante es un jardín muy mediterráneo, idóneo para el entorno que habita.

 


Los grandes ventanales instalados en las diferentes estancias establecen una especial conexión entre el exterior y los interiores

salon de casa de Serge Castella

Serge es un gran aficionado a la fotografía, a los perros y a los caballos. La foto colgada sobre la consola dorada es suya

salon de casa Serge Castella

 

Serge Castella es un reconocido anticuario y decorador. Para la que iba a ser su residencia principal, en Calabuig (Girona), quería el encanto de las masías tradicionales pero también el toque contemporáneo y la luminosidad que caracterizan su estilo.

 

La casa se construyó a la medida de los gustos y necesidades de sus propietarios, hace diez años. No debía ser solo una vivienda, sino que también debía funcionar como despacho y como showroom. En casa de Serge Castella todo está en venta. No hay más que concertar una cita con él para poder contemplar los espacios que ha diseñado y las maravillosas piezas que expone. También, por supuesto, podemos adquirir lo que más nos guste.

 

 

En la casa vemos algunos muebles suyos, como el sofá verde agua del salón, y muchos artículos de otros diseñadores de prestigio, como la alfombra de Frank Lloyd Wright para BSB, la consola dorada Cilindros de Joan y Paloma Garrido, la escultura de avestruz de Diego Giacometi o la lámpara sobremesa Roberto Riga -todo ello en esta foto.

fachada y jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella

 

A pesar de ser en realidad un loft contemporáneo, la casa tiene una cierta apariencia de masía catalana tradicional. Para conseguirlo, se instalaron elementos como la chimenea antigua, las vigas de los techos -troncos de madera sin limpiar- o las paredes de cemento blanco mezclado con arena beige. 

A la izquierda, butaca naranja francesa de los años 60. A la derecha, sillón Proust de Alessandro Mendini. Detrás, obeliscos de Horacio Cordero y Juan Pablo Molyneux

Arriba, mesitas lacadas en blanco, diseño de Serge. Sobre la cómoda francesa del siglo XIX, candelabro de Mark Brazier-Jones y acuarela de Georges Braque.

En la entrada a la casa, otro de los muebles que llevan la firma del propietario de la casa: una gran consola de madera. Al fondo del espacioso distribuidor, lámpara de techo de Adolfo Abejón. En el mismo espacio, protegidas por unas rejas de madera, se exponen unas terracotas griegas.

entrada casa Serge Castella

Serge ha instalado su despacho en la estancia contigua al salón. Sobre el mueble librería, unas ánforas romanas del siglo II. El cuadro es de Jacob Semiatin.

fachada y jardin de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella

El dormitorio y el baño principal conservan la misma estética que la zona de día. Piezas especiales, como los taburetes de Adolfo Abejón, las lámparas de sobremesa de Angelo Brotto, el cuadro de Goetz o las mesitas del mismo Serge, en un ambiente puramente mediterráneo.

Todas las puertas que hay en la casa son antiguas

dormitorio de la casa del anticuario e interiorista Serge Castella