Carmen Galofré

Sentimiento y emotividad en escenas de gran fuerza visual

Carmen Galofre
Carmen Galofre

 

Carmen Galofré (Rochester, Minnesota) es licenciada en Bellas Artes (1985). Carmen pinta desde que recuerda. De niña destacaba en dibujo, filosofía y deporte; las demás asignaturas no le interesaban demasiado, sus libros de texto siembre garabateados con dibujos. A esta edad descubren su escritura especular, que sigue practicando hoy en día.
Pintora, astróloga y profesora de ambas disciplinas, Carmen siempre viaja con sus pinceles : Roma, Florencia, India, Turquía, Marruecos...
Tomando inspiración de sus vivencias, conectada con su realidad interna, Carmen trabaja los óleos en su estudio o utiliza la ténica en plain air para dar salida de una forma figurativa, a lo que sintoniza con su interior, como un homenaje personal al mundo, al hombre y a la vida. Pintadas en minutos, a veces  sin acabar, sus telas tienen una cualidad instantánea, todo el alma de la artista y mucho oficio.

 

La naturaleza de la belleza es uno de los temas recurrentes y mas controvertidos en la filosofía occidental y -junto con la propia naturaleza del arte- uno de los dos asuntos fundamentales en la filosofía de la estética. La belleza, junto con la bondad, la verdad y la justicia, han sido tradicionalmente valores fundamentales. Los filósofos griegos y medievales y la mayoría de los pensadores de los siglos XVIII y XIX basaron su pensamiento en la idea de la belleza. Kant relacionó arte y belleza con naturaleza y Hegel, por el contrario, piensa en el arte como creación espiritual. 
Carmen Galofré refleja en su pintura las formas del mundo exterior que para ella tienen un contenido estético y lo hace con una gran sentido de identidad y de aportación intelectual.
Su definición predilecta de arte es la de Marleau Ponty: "Arte como magia". Para ella, el arte es una teoría mágica de la visión.

Carmen Galofre
Carmen Galofre
Carmen Galofre
Carmen Galofre

 

En una etapa reciente de su vida, Carmen aceptó el reto que se le presentaba como artista: a su introspección se sumó su afición por la astronomía, su interés por lo otro, por la luz de las estrellas y la relatividad del tiempo. Los astros le sirvieron de guía hacia un viaje interior y la posibilidad de explorar su inquietud filosófica en relación con la pintura.
Entre otros proyectos Carmen está trabajando con su discípula inglesa todas las disciplinas de los lenguajes simbólicos y los arquetipos con relación al arte, estudio que desembocará en una instalación artística que aporte una visión más esférica, multidimensional si cabe, para compensar el extremo racionalismo cartesiano, lineal, con que hemos sido educados, que no rechazamos, necesario para sobrevivir, pero que está desprovisto de magia y limitado en su excluyente visión de lo que no puede cuantificar, medir o tocar.

 

Recién llegada de los Festivales de Jodhpur, invitada a una performance en la que ha pintado en directo las actuaciones de los músicos gitanos y cuyas telas fueron expuestas allí, viaja pronto a Omán. Mientras tanto, está preparando su nueva exposición.
Carmen pinta la vida con sentimiento y emotividad en escenas de gran fuerza visual en las que captura el instante y lo congela para nuestros ojos, de una forma personal y bellísima, con la maestría que le da el oficio al que se dedica, con la fuerza física que posee y con la humildad de los grandes.
Visitamos a la artista en su estudio de un pueblecito costero de la provincia de Barcelona: un magnífico lugar lleno de luz. Las telas, apuntes, cuadernos de viaje (maravillosos) pigmentos y sobre todo, los momentos de esta artista extraordinaria; rincones que parecen cuadros en sí mismos, llenos de magia y poesía. Llenos. Como ella.
Carmen Galofre
Carmen Galofre
Carmen Galofre
Carmen Galofre
Carmen Galofre

 

Espai Carmen Galofré

Consejo de Ciento, 331. Barcelona

www.carmengalofre.com

REALIZACION: Nuria Arfa

FOTOGRAFIA: Enrique Menossi